¿Qué es una API?

Una API es una interfaz de programación de aplicaciones, el término procede del acrónimo en inglés para Application Programming Interface.

Una especificación de API puede tomar muchas formas. Puede ser para un sistema operativo, sistema basado en web, sistema de base de datos, hardware o biblioteca de software.

Una API conecta los procesos de negocio, servicios, contenido y datos entre socios, equipos internos y desarrolladores de una manera fácil y segura. Las APIs se están convirtiendo rápidamente en el estándar de facto por medio del cual las empresas intercambian datos y construyen experiencias consistentes entre canales.

Si alguna vez has visto un vídeo de Youtube dentro de una página web, has usado Fitbit o Nike FuelBand, has utilizado en tu smartphone una aplicación de Gmail, Twitter o Facebook, has visto un mapa de Google Maps desde una aplicación de reservas o has consultado Google Analytics, ¡ya te has beneficiado de las APIs!

¿Por qué hemos
desarrollado una API
en Visual Trans?

Porque queremos ofrecer una herramienta moderna y actual para que nuestros clientes y desarrolladores externos puedan crear sus propias herramientas y utilidades ampliando las funcionalidades y multiplicando las posibilidades de la Suite Visual Trans.

Puede que últimamente estés escuchando hablar más y más sobre las APIs. La razón es que el software no sólo se está volviendo más omnipresente, sino que también se está interconectando.

Las APIs son los elementos que permiten esta interconexión, siendo responsables de casi todo lo que hacemos en Internet. Sin ellas, las experiencias digitales que esperamos cada día no serían viables.

¿Qué supone
disponer de una API?

Disponer de una API supone la estandarización de las comunicaciones con una aplicación, el paso de múltiples integraciones personalizadas a una integración única.

Esta vía de interconexión permite a desarrolladores independientes conectarse a la base de datos de Visual Trans y crear nuevas aplicaciones y utilidades. Nuestros propios clientes pueden desarrollar sus propias herramientas accediendo a la información contenida en la Suite.

Piensa en cómo sería el transporte sin contenedores normalizados, cómo sería si cada naviera, compañía aérea o empresa de transporte tuviese sus propios contenedores con diferentes tamaños. Si fuese así, para cerrar una operación deberíamos conocer todos los medios de transporte que intervienen desde origen a destino y verificar que todos ellos se ajusten a las características del contenedor que queremos cargar. Además, en nuestras instalaciones necesitaríamos diferentes equipos para cada uno de los tamaños de contenedor (carretillas, remolques, grúas…). Imagina lo que supondría para una compañía naviera colocar todos esos contenedores distintos en un buque y amarrarlos para cruzar el océano.

Ahora en lugar de imaginar, piensa en el trabajo adicional que implica una carga cuando una mercancía no es “estándar”, cada vez que nos encontramos con que la mercancía no cabe en un contenedor o no viene paletizada.

¿Cuales son
los beneficios
de tener una API?

Reducir costes de creación y mantenimiento de interconexiones

El número de agentes que intervienen en el sector del transporte de mercancías y el grado de intercambio de información es elevado. Disponer de una vía unificada para el intercambio de información entre sistemas reduce los costes de creación y mantenimiento de estas conexiones.

Soluciones multidioma y multiplataforma

Con una API, no importa el idioma que se hable al otro lado. Al actuar como un conector universal es posible crear herramientas en cualquier idioma para acceder a la información. Disponen del mismo acceso independientemente del idioma, el sistema operativo o el dispositivo móvil que utilicen.

Integración Multicanal

El tráfico de datos de dispositivos móviles y de aplicaciones móviles continúa superando el tráfico de escritorio y basado en navegador. Como resultado, la forma en que usamos Internet se ha distanciado de los sitios web y más hacia las aplicaciones. Las APIs son la fuerza impulsora detrás de este cambio.

Poder crear aplicaciones y permitir el acceso multicanal (móvil, tablet, web…) hacen que una empresa tenga más probabilidades de alcanzar metas como mejorar la satisfacción del cliente, encontrar nuevos modelos de negocio, aumentar la diferenciación o fortalecer la marca proporcionando una experiencia consistente, familiar y personalizada a través de múltiples dispositivos.

Integraciones con socios, clientes y proveedores

Las integraciones para el intercambio de datos son un elemento clave en el transporte de mercancías. Una API aporta una vía de flujo de datos con terceros, tanto clientes como socios, corresponsales, subcontratas, canales de distribución o transportistas, donde todos ellos se pueden integrar fácilmente y acceder en cualquier momento, desde cualquier sitio. El valor principal de una API es poder suministrar la información a clientes y socios del modo en que estos la necesitan.

Posibilidad de crear nuevas aplicaciones y utilidades

Una API aporta una base común para que las transacciones de información fluyan desde donde quiera que se originen: aplicaciones para móviles, integraciones con clientes, integraciones con proveedores, webs, otras APIs o dispositivos físicos.

A partir de la API de Visual Trans es posible crear utilidades sobre la información contenida en la base de datos, construir aplicaciones internas para uso en la empresa, integrar con aplicaciones de terceros (llamadas, mensajes, agendas, mapas…) ampliando exponencialmente las posibilidades de los sistemas internos.

Mayor flexibilidad, competitividad y adaptación al cambio

Las APIs son como el tejido conectivo que vincula las empresas, los usuarios, las tareas, las aplicaciones, los datos y los dispositivos. Ofrecen una flexibilidad sin precedentes en la forma en que desarrollamos software, construimos aplicaciones, compartimos datos e incluso en la forma en que diseñamos infraestructuras de TI. Las integraciones personalizadas son costosas de realizar y mantener, lo que dificulta el cambio. Las APIs están ayudando a las compañías a adaptarse tanto al cambio gradual como al disruptivo. Esto a menudo se traduce en más competitividad, una mayor productividad y una mayor eficiencia, esenciales para ejecutar ideas y oportunidades de negocio rápidamente.

Acelera la innovación

Al tener un modo personalizado de acceso a la información, pueden diseñarse utilidades y automatizarse y redefinirse los procesos internos mediante el aprovechamiento de los datos corporativos de nuevas formas.

Satisfacer las demandas constantes de funcionalidad

Disponer de una API para autoconsumo permite satisfacer la demanda constante de funcionalidad nueva o mejorada, facilita la adaptación a requerimientos existentes o potenciales, mejora la integración, el rendimiento, la seguridad y la capacidad de administración de estas nuevas utilidades.

Incrementa la agilidad y velocidad

Más que nunca, las realidades externas están obligando a las empresas a adaptarse. No es solamente la adaptación al cambio, si no la velocidad de esta adaptación. Procesos que solían ser lentos ahora se ejecutan en tiempo real, o casi. Las APIs ayudan a las empresas a trabajar más rápido, más ágil y más rentable.

Mejora los canales y relaciones con clientes

Permite a las organizaciones hacer frente mejor al creciente volumen, escala y volatilidad de las aplicaciones orientadas al cliente. También son capaces de impulsar la retención de clientes, un mayor compromiso y nuevas fuentes de ingresos.

Aporta nuevas oportunidades

Mejorando la innovación, la agilidad y velocidad aparecen nuevas maneras de llegar a los clientes, generar ingresos y construir alianzas. Lo que una API permite es una mayor experimentación e innovación interna y externa.

Ampliar alcance y reducir el mundo

Su plataforma digital amplía el alcance global más que nunca. Las limitaciones físicas pierden su importancia ya que los canales digitales ofrecen un compromiso directo dondequiera que exista una conexión a Internet.

Aumenta la productividad

Una API permite un desarrollo e integración de aplicaciones internas modular, flexible y mejor documentado. Disponer de herramientas y utilidades que permitan automatizar tareas repetitivas, reutilizar la información o el uso de los propios terminales móviles aumenta la productividad tanto de los empleados como de los desarrolladores de estas utilidades.

Ya disponible la documentación de nuestra API

Ver documentación